Cuando hacer deporte después de un esguince

Sufrir una lesión es una experiencia traumática para cualquier persona, pero la limitación de la movilidad afecta aún más a quienes necesitan de ese músculo para su rutina de ejercicios. Por esta razón, estar al tanto de cuándo es recomendable hacer deporte después de un esguince es muy ventajoso. Pues te permite planificar tu vida y tu agenda para sacarle el máximo provecho a tu retorno triunfal al entrenamiento.

¿Cuáles factores influyen en tu capacidad de regresar a hacer deporte después de un esguince?

Para empezar, debemos tener muy claro el hecho de que la fecha para empezar a hacer deporte después de un esguince depende de muchos factores. Pues cada situación es muy individual. 

De hecho, si careces de un tratamiento de fisioterapia traumatológica en Valencia que te ayude a recuperar la movilidad mientras se tratan los síntomas y malestares, puedes terminar con consecuencias permanentes en ese tejido afectado.

Por lo tanto, a esas ventajas que te aporta un buen diagnóstico médico y fisioterapéutico se le suman otros elementos que pueden retrasar o adelantar la fecha del retorno para hacer deporte después de sufrir un esguince.

1. La gravedad de la lesión

Los esguinces pueden variar en intensidad y según el especialista que lo diagnóstica pueden graduarse desde la categoría 1 hasta la número 3, siendo esta última la más fuerte de todas.

En consecuencia, dependerá del alcance de la lesión en el tejido afectado para poder determinar una fecha aproximada para el retorno al entrenamiento. Y con alcance nos referimos a qué tan comprometido está el músculo y cuánto dolor sientes al mover esa sección del cuerpo.

2. La naturaleza del deporte que practicas

Hay deportes mucho más exigentes que otros, de modo que si te esguinzas el brazo izquierdo, y juegas tenis, es muy probable que tengas que esperar hasta un restablecimiento total del tendón para poder retomar un juego con las condiciones previas a la lesión.

3. El nivel de importancia que le das ese ejercicio en tu día a día

Este es un enfoque muy personal, pero si eres alguien demasiado apasionado por el deporte que prácticas, y lo necesita para mantener tu salud mental, es posible iniciar un retorno gradual de la mano de un especialista en fisioterapia. 

Por otra parte, si prefieres esperar hasta que tengas garantías de que el dolor y el riesgo del esguince desaparecieron por completo, también es un escenario aconsejable, e incluso más prudente que el anterior.

Te invitamos a contactar con nosotros si te interesa agendar una cita para iniciar la recuperación de un esguince mal diagnosticado. En Fisioterapia Valencia estaremos encantados de poder ayudarte a recuperar tu movilidad plena, con confianza y satisfacción.

Leave a reply