Fisioterapia del suelo pélvico: todo lo que necesitas saber

El suelo pélvico se puede definir como un conjunto de músculos y ligamentos antigravitatorios que se encuentran en la parte interna de la pelvis. El cual está limitado por el hueso pubis y el coxis. Se caracteriza por retener las vísceras del abdomen, el aparato digestivo, urinario y reproductivo. 

Cabe destacar que tanto los hombres como las mujeres tenemos suelo pélvico, pero nos diferenciamos entre sí por la distribución de los órganos sexuales. Por ejemplo, en las mujeres son internos, mientras que en los hombres es externo. 

¿Qué función cumple el suelo pélvico?

El suelo pélvico se caracteriza por contar con diferentes funciones, pero las principales son estabilizar la pelvis, para evitar que esta se hunda por acción de la fuerza de gravedad o por el peso que generan los órganos. Además de contener las vísceras, lo cual es necesario para la micción del aparato urológico, la defecación y la función sexual. 

En pocas palabras se encarga de controlar la continencia urinaria y anal, que visto desde otro punto es un juego de presiones, cierres y aperturas, el cual nos permite retener o evacuar la orina y la bola fecal. 

¿Cómo la fisioterapia puede fortalecer el suelo pélvico?

Cuando los músculos del suelo pélvico están demasiado débiles o muy fuertes se pueden producir problemas como la incontinencia urinaria, fecal, disfunciones sexuales o prolapsos viscerales. Pero con la fisioterapia podremos mejorar nuestra calidad de vida y los síntomas derivados de las alteraciones ocasionadas en el suelo pélvico. 

Esto se debe a que por medio de la fisioterapia se puede prevenir la aparición de problemas en el funcionamiento del suelo pélvico. Las técnicas utilizadas en este tipo de terapias se caracterizan por ser suaves e indoloras, las cuales se adaptan a cada paciente. 

En Neofisio nos caracterizamos por realizar la fisioterapia del suelo pélvico de tal forma que garantizamos los mejores resultados, ya sea relajar la musculatura, tratar las cicatrices o tejidos fibrosos. Además de activar y potenciar la musculatura más débil, incluso podemos corregir la postura y reeducar la musculatura. 

Leave a reply